¿Qué es el derecho de tanteo y el derecho de retracto?

Estos dos derechos son los que se pueden utilizar cuando el propietario quiere vender una vivienda o casa que tiene inquilinos con un contrato.

Estos derechos se activan principalmente para proteger al inquilino ante la venta de la vivienda que tiene alquilada, otorgándole ciertos beneficios sin que estos tengan que venir recogidos en el contrato.

Aunque también se pueden incluir en el contrato por parte de otras partes, por ejemplo, cuando se venden viviendas con beneficios sociales.

Es un derecho de adquisición preferente que tiene el inquilino o un tercero, el cual está facultado para adquirir, con preferencia a cualquier otra persona o entidad, la casa o apartamento que va a ser vendido por el propietario a un tercero por el mismo precio que ese tercero abonaría.

Normalmente las leyes suelen recogen en su código civil este derecho y no se puede obligar al inquilino a rechazarlo.

Esto le otorga al inquilino que se le notifique con antelación la intención de venta de la vivienda, el precio de la misma y la duración del derecho de tanteo que tiene. Esto es lo que se llama Derecho preferente de compra. Sobre todo, debe ser informado porque el mora la vivienda.

El propietario por su lado tiene la obligación de comunicar de forma expresa y con acuse de recibo al titular del derecho, es decir, al inquilino, la intención de vender la propiedad, incluyendo además en esa comunicación todos los datos y condiciones de la misma.

El derecho de RETRACTO

Es otro de los derechos que tiene el inquilino, que aunque no haya ejecutado su derecho de tanteo, puede llegar a la hora del contrato de compraventa y subrogar ese contrato en las mismas condiciones y cláusulas bajo su nombre y ser el comprador.

Viene recogido en el Código Civil y no se puede obligar al inquilino a rechazarlo en el contrato de alquiler, algo que invalida la cláusula, si se incluye en el contrato de alquiler.

Este derecho le da al alquilado el derecho a qué se le notifique con suficiente antelación la intención por parte del propietario de vender de la casa o el piso. Esta comunicación es lo que se ha recogido anteriormente como derecho preferente, y en caso de no hacerse la comunicación, es cuando se activa el derecho de retracto.

Si el propietario no ha comunicado y cumplido su deber de dar preferencia al inquilino, entonces es cuando ejerce su derecho de retracto y puede anular la compraventa realizada y cambiar los datos del comprador por los suyos, gracias al poder que le otorga este derecho.

Ambos derechos se ejecutan siempre abonando la misma cantidad y en las mismas condiciones en que se ha planteado la compra venta.

derecho RETRACTO y tanteo locales

En los locales o naves comerciales también se da este tipo de derechos, pero depende de la legislación y normas de cada país.

Aunque normalmente estos derechos son especialmente hechos para proteger a los inquilinos en su vivienda, que no los expulsen por que venga otro dueño y quiera echarlos, pero también se ejercen con locales comerciales, así los profesionales pueden mantener sus negocios y cuidar a su clientela de siempre.